Historia y Tradicion

tu Pueblo, tu Pagina.....
Personajes

                      Antonio Caldera Ramírez, “Toño la Jola”

“Esta noche habrá balazos, trompadas carreras de caballos, triga su silla y a su familia, para que disfrute de las películas que presentamos esta noche, en el lugar acostumbrado, dos películas por el mismo precio, con actores del cine nacional, como el charro cantor Antonio Aguilar, Rodolfo de Anda” por mencionar algunos que en aquella época era artistas de moda. Al anunciar las películas de la noche, el locutor interrumpía aquellas canciones de los “Dos Oros” como la de ”Un sueño de tantos”…. Era el último grito de la moda de aquellos ayeres que no volverán. Era la voz inconfundible de nuestro personaje, que Voz del Norte presenta a usted en esta ocasión: Continuando con el tema personajes de mi pueblo, hoy corresponde hablar de don Antonio Caldera Ramírez mejor conocido por el pueblo como “Toño la Jola”, seguramente, por el aprecio que la gente de acá le tiene, y también por distinguirlo del resto de los toños de este querido pueblo de Huejuquilla el Alto, Jalisco.
     Don Antonio Caldera es el señor del micrófono, una figura clásica de Huejuquilla que es franco, bromista, conocedor de las costumbres de los que habitan este lugar, de sus dichos, de sus ocurrencias. Fue maestro de ceremonias en innumerables ocasiones, sobretodo de la feria que cada año se realiza en este pueblo; cronista deportivo principalmente de el rey de los deportes (béisbol) que lo apasiona y porque no decirlo, mucho ha apoyado al igual que su hermano Salomón (+). Fue también narrador de rodeos, charreadas, jaripeos etc.
     Don Toño, una vez menciono que Huejuquilla es una ventana a la Sierra Madre Occidental y en verdad lo es, porque viajando de Valparaíso a Huejuquilla al iniciar a descender de la sierrita, inmediatamente se devisa el pueblo y al fondo la majestuosa imponente Sierra Madre Occidental con todo su esplendor.
     A don Antonio Caldera, el pueblo le confió la tarea de organizar a los braceros de esta region para que recuperen el dinero que el gobierno Mexicano les robo impunemente. Don Antonio Caldera Ramirez nacio el 7 de Agosto de 1944, es hijo de Rogaciano Calera Pacheco y doña Carmen Ramirez Pacheco. Es interesante destacar que Toño ha jugado un papel muy importante en lo que respecta al apoyo del deporte en el pueblo pues es el enlace y mantiene comunicación con organizaciones de emigrantes en Denver Colorado, con quien consigue apoyos para los deportistas y para otros favores, nunca dice que no.
     Querido Toño, desde este espacio deseamos de todo corazón que continúes existiendo, por el bien de la comunidad Choalense, esta ultima palabra se te escucho decir de un partido de béisbol, que asi se les conocía a los habitantes de Huejuquilla, Choales, por aquel producto que se hacia hace muchos años; un especie de tamal a base de masa con fríjol y piloncillo que al hornearse salía riquísimo…. Pero la modernidad llego y se acabaron los Choales; por eso, las nuevas generaciones no los conocieron, se perdio este platillo al igual que su nombre, la misma palabra esta ya en el baúl del olvido. Saludos entonces a la choalada.
               Arcadio Madera Sarmiento.        (Copiado del periódico Voz del Norte con autorización del autor)  


   Salomon "El Baron" Ortíz 
 

Salomón Ortiz Ledezma nació en un pequeño pueblo al norte de Jalisco llamado Huejuquilla, El Alto. A los siete años se traslada junto con su familia a la ciudad de Guadalajara. A los quince años se mudo a Aurora, Illinois donde inició su carrera como músico y maestro de ceremonias en el salón de baile El Alamo Ballroom allá por el año de 1975. Para el año de 1980 se muda a la ciudad de Los Angeles, California para colaborar como animador de las caravanas y bailes de Arnulfo "El Gordo" Delgado. Más tarde hace su residencia en la ciudad de Tijuana pero continúa viajando por los Estados Unidos y todo México como animador y cantante. Ahora forma parte del equipo de La Preciosa Y otras estacines de radio como Locutor.  un gran carisma  y tremenda voz lo caracterizan.. sin duda un 

ORGULLO HUEJUQUILLENSE.

 



ELIDIO PACHECO



Don Elidio Pacheco, de La Ciénega, el que compuso Las mañanas de Huejuquilla (Adios Huejuquilla) era muy buen músico, compositor de muchas canciones que todavía no se oyen.

A don Elidio Pacheco, el "Agustín Lara" de Huejuquilla El Alto, Jalisco, no le ha hecho justicia la Revolución. Nació allá por el año de 1886 en el municipio más alejado de la capital jalisciense y fue testigo vivo de las cruentas y fraticidas Revolución mexicana y Guerra Cristera; cuyos eventos plasmó en sus memorias hechas canción. Dicen los que le conocieron que nunca se separaba de su arpa en la cual compuso canciones como “Valentín de la Sierra” y “La Pavita”; las cuales han trascendido fronteras en la voz de Antonio Aguilar. La primera como canción y éxito cinematográfico por el personaje de la epopeya evolucionaria, la segunda injustamente el mismo Antonio Aguilar se la acreditó como propia. Pocos saben que de su sensibilidad musical surgieron más de mil canciones.

Entrevistada en su casa de la capital tapatía, la señora Ofelia, Ofelia Arellano Pacheco nieta de Elidio Pacheco, relata como su madre, Petra le contaba que su abuelo componía la letra y música de sus canciones, y lo más maravilloso y sorprendente es que él nunca estudió música pero tenía un buen oído y facilidad para componer, incluso, dice, los que conocían algo de eso, lo comparaban con Agustín Lara; su estilo era totalmente campirano, componía maravillas de una flor, de un árbol, de un paisaje, de una mujer, etc.

Elidio Pacheco procreó con su esposa María del Tránsito Miramontes, siete hijos, Dimas (+) Higinia (+) Inés, Baldomero (+) Petra (+9) Sofía y Aurelio. Sus ancestros y él mismo fueron toda su vida agricultores, “porque allá el que no siembra no vive, tenían todo lo que obliga el rancho”, agrega doña Ofelia con una mirada de nostalgia que dirige al arpa en la que se inspiraba su abuelo.

Recuerda que al igual que sus hermanos, Malaquías, Carlos y Natalia ella recibió el ejemplo de trabajo y la historia de la vida de Elidio de voz de sus padres, Hilario Arellano Cimentel y Petra Pacheco Miramontes, el primero nacido en la Boquilla y su madre en La Ciénega de los Pachecos, ranchos huejuquillenses.

¿Dónde están los originales de las canciones compuestas por Don Elidio?

En realidad son muy pocos, porque más bien se transmitían de unos a otros, incluso allá en Huejuquilla hay muchísimas canciones que se cantan entre los mismos habitantes que no están en ningún lado, pero sí, están tres cuadernos, si se les puede llamar así. Los tiene la tía Sofía Pacheco, ella es la quinta de los hijos de Elidio Pacheco. La Biblioteca de Huejuquilla tiene el nombre

Mi abuelo tendría unos 5 años cuando los generales con su regimiento, llegaban a la casa de mis bisabuelos y se lo sentaban en las piernas y así los oía hablar de todo los trajines de la Revolución, "tal vez de ahí surgió lo que más tarde sería la canción Valentín de la Sierra

Hay  réplica del referido artículo periodístico, en la inteligencia de que todo el acervo cultural y anecdótico que gira en torno a la figura de Elidio Pacheco es vasto y requerirá de múltiples investigaciones de las interrogantes tales como ¿porqué no registró sus canciones?, ¿donde murió? y ¿porque las autoridades poco o nada han hecho por hacer justicia a este hombre que dejó un legado a la posteridad?

Fuente: Antonio Arteaga, del diario "Voz del Norte"


                                                                    CARMELITA DE ROBLES


                                                                       (Maria del Carmen Robles Ibarra)


Nació en 1890 en el Rancho de las Marías en el Río de San Juan, y fué sacrificada el 17 de Enero de 1928; sus restos fueron econtrados el 8 de Febrero de 1963 en Mezquitic Jalisco, actualmente se encuentran a un costado de San Diego de Alcalá, Santo Patrono de Huejuquilla el alto

Carmelita de Robles fue llevada por sus padres para se internada en un colegio a Sombrerete Zac.

Vivió después en La Noria, luego en la Hacienda de San Mateo, Valparaiso y por ultimo en Huejuquilla el alto, donde murieron sus padres a quien cuidó con esmero y paciencia, principalmente a su padre quien padecía de parálisis provocada por su adicción al alcohol desde la muerte de su esposa.

 Era una mujer de caracter fuerte y un deseo inconfesado de ser monja. Permaneció soltera toda su vida, su actividad y deber fue ayudar siempre. Vivía modestamente, confecionaba ropa, hacia flores, pintaba, bordaba, pero su verdadera vocación era de religiosa, desde muy temprana edad fue Hija de María.

 Muy estricta en las normas de la sociedad, exigente, autodidacta, sobre todo en materia religiosa, llego ser una respetable apologista. Promovió la causa Cristera, hacía prosélitos, motivaba con platicas, conscientizaba e impulsaba la lucha, era una activista que repartía propaganda secretamente, y volantes. Carmelita hacía de su casa un refugio para sacerdotes perseguidos en pleno conflicto cristero; dedicó un cuarto de su casa para oratorio donde se oficiaban clandestinamente matrimonios y bautizos, además de oficiar misas.

 La visitaban frecuentemente los sacerdotes Pedro Correa y Adolfo Arroyo, ella representaba un dolor de cabeza para los Generales Vargas y Eulogio Mendoza.

 Fue arrestada por el General Mendoza, lazándola del cuello, fué llevada a la Hacienda de San Antonio de Padua caminando por negarse a montar en hancas, fué llevada al centro de operaciones del General Vargas a 10 kilometros al oriente de Huejuquilla. Antes de llegar Mendoza le quitó la soga del cuello, ésto fue el 15 de Enero de 1928. Después la llevaron de San Antonio a Mezquitic en burros. El 18 de Enero cuando unos soldados la sacaron al patio de una escuela y de dos machetazos la derribaron al suelo, la acuchillaron, en un ricón hicieron un hoyo y la enterraron...

 Treinta y cinco años despues, el 8 de Febrero de 1963, en las tapias de la vieja escuela de Mezquitic, unos albañiles, haciendo excavaciones para una finca, econtraron los restos de una mujer que había sido enterrada, al parecer sentada en cuclillas. Según las partes, las vertebras del cuello parecían no coincidir con el resto de la columna. Se avisó a las auioridades, se levantaron actas, y especulaciones sobre la posibilidad de que eran los resto de aquella mujer cristera de Huejuquilla asesinada en Mezquitic.

 

Se trajeron testigos contemporáneos de Camelita, incluyendo compañeras, para verificar las pertenencias de Maria del Carmen Robles Ibarra. Su medalla, los pedazos de los tennis negros que llevaba, pedazos de tela negra de su vestido y otros detalles. Sus restos fueron trasladados a Huejuquilla y hoy se guaradan en una urna de Cristal a un costado de la Parroquia de San Diego de Alcala patrono de Huejuquilla.


                                                                   ALBERTO MEZA MADERA
                                                             Rancho Colorado, Huejuquilla El Alto

                                                                         Autor y Compositor

Don Beto es originario del rancho Colorado, municipio de Huejuquilla El Alto, Jalisco, nació el 20 de marzo de 1938 y actualmente reside en Guadalajara Jaliso, México, con su esposa la Sra. María Ofelia Lira Alemán y su unica hija Mónica Leticia Meza Lira. Sus padres fueron Genaro Meza Anaya e Ignacia Madera Reyes

Considerado por Rafael García (compositor del "Muñeco de cuerda") como el segundo José Alfredo. Es autor (letra) y compositor (música) de más de 300 canciones, entre ellas "La mas consentida", "Que bonito es Huejuquilla" y"Amanecer Jaliciense".

El 6 de Febrero de 1971 se traslada a Guadalajara, para curar a su entonces esposa que estaba enferma de la diabetes, hacen la lucha 14 años y cuando muera la fue a enterrar a Huejuquilla, todavia le duro 24 horas viva alla.

Su primera canción, "Me dice un amigo" la compuso en 1955 en Mazatlán Sinaloa, México, esta canción la graba Chema Navarro con Mariachi el 25 de Septiembre del 2002, por lo que está próxima a salir. En éste disco incluyen otros 4 temas de Don Beto: "Si decides volver", "Paloma blanca" (en esta cancion Don Beto le hace segunda a Chema Navarro), "Pregunté al corazón", "La culpa de mi error". Esta última ya ha sido grabada por Tacho Aguilar, con grupo norteño y Los 2 reales.

Los artistas que han interpretado sus canciones son:

Roberto Alfaro,Felipe el Caporal ,Chema Navarro ,Invierno Musical ,Los 2 reales
Roberto Alfaro fué el primero que le grabó con la canción "Se fue"

 Reconocimientos

En 1996 le otorga Televisa un reconocimiento por el "corrido a Carlos Cabello" (un reportero de la ciudad de Guadalajara). Este corrido se difunde por medio del programa de televisión "Horizontes" del canal 4 de Guadalajara, Jalisco, México.

Llegaron diez corridos diferentes, compuestos e interpretados por artistas populares y el equipo de producción del programa selecciono el corrido compuesto por el Maestro Don Alberto Meza como el mas completo y de mejor musicalización.


El 2 de Mayo es reconocido por el Comité de Vecions de la Colonia Americana Oriente, de la ciudad de Guadalajara por su participación en el "Festival Ranchero" en la Plaza Expiatorio.

9 de Mayo de 1999. Otorgado por un partido político , por su brillante participación en el "Festival homenaje a las madres" en la explanada del templo Expiatorio.

El 12 de juinio de1999 en la Feria en la Feria de San Pedro, Tlaquepaque, por la canción "San Martín de las flores".

El 20 de Noviembre del 2000 fué invitado a cantar al kiosko de San Martín en Tlaquepaque, y tal evento es grabado por el canal 7 de Guadalajara para el programa "De kiosco en kiosco", por el cual el Ayuntamiento Constitucional de Tlaquepaque reconoce su destacada participación en los programas artísticos y musicales de la plaza Reforma.
 

 

 

                                                                                                         
                                                                        EL BARRABAS OREGANERO

                                                                                      ANTONIO IBARRA JAIME


En esta fecha tan especial de semana santa,  queremos hacer un homenaje especial para un barrabas y cuero de cochino como pocos de los grandes que  a tenido nuestra tradicion de la judea,  en este pueblo  que lo vio nacer Huejuquilla el Alto, Jalisco. Algunas de las remembransas y fotos fueron proporcionadas por su familia y amigos que lo recordamos,  como buen amigo y orgulloso de sus raices  y como los oreganeros lo llamabamos.(EL BARRABAS OREGANERO)


Antonio Ibarra nacio el 17 de Enero de 1960  en Huejuquilla  el Alto, Jal. Sus padres son: Leonardo Ibarra y Ruperta Jaime.

Antonio fallecio el dia 4 de Diciembre de 1997.  Se caso con Oliveira Sanchez  y procreo 4 hijos Antonio Jr., Erendira, sarai y sergio.
Su pasion era  el base-ball , jugando para el equipo de los cardenales de huejuquilla y ademas un gran amor por los animales  especialmente  por los gallos de pelea que preparaba todos los anos para pelearlos en los palenques de la feria.

  Para la judea siempre un hombre responsable porque a diferencia de otros el se preparaba  con anticipacion desde un mes, corriendo todas las mananas a las 5 AM. para estar listo en la carpinteria para trabajar a las 7 am.con su padre, su sacrificio era para estar en inmejorables condiciones y  porque habia que hacerlo bien no importaba si habria tantos toreadores  o no, su trabajo y los ganas de hacer bien las cosas y repartir chirrionazos a quienes se lo pidieran era su prioridad.

                                 
                                   EL CUERO DE COCHINO

El cuerno se escuchaba muy temprano anunciando que empesaba la judea.Antonio llegaba parta empesar el ritual de el calentamiento de su brazo una hora o a veces mas y haciendo sonar su chirrion  mientras los judios eran pintados de la cara todos de diferente forma.

Cuando todo estaba listo se amarraba el paño en la rodilla izquierda talves para que no se le fracturara otraves,  como cuando tuvo aquel accidente en la carretera a fresnillo donde murio tragicamente uno de sus mejores amigos  Martin Ruiz  (la paloma)se ponia la mascara de cuero de cochino con una lengua roja larga y cuernos de venado y agarraba su inseparable companero en la judea el chirrion.
El cuerno se escuchaba, los  silbidos de los pitos de carrizo que los judios hacian sonar y el grito de !ucha,!ucha!,!ucha!  o !zorriris!  se escuchaba por toda la plaza o la calle de abajo pidiendo!! nadamas tres!!! tres chirrionazos que era dificil quitarselos con el palo, mas bien te los quitabas con la espalda o con las piernas porque ahi era donde quedaban las marcas de las pajuelas.Porque Antonio (la zorra) como lo conociamos en Huejuquilla tenia la virtud en base a muchas horas de practica de tirar  tres chirrionazos  que parecian uno solo, el sonar de las pajuelas !!ZAS!! !!ZAS!! !!ZAS!!  no te daban tiempo de reaccionar al primero que te tiraba, porque los otros dos ya te dolian y sabias que estaban reventados y todavia pedias mas..Se escuchaban los gritos de uno de los mejores toreadores !ucha! !ucha! !vengase chiquitito! era Adrian Lopez (el chato) con su grito de batalla de !arriba el torpe! Y !de el arroyito pa'rriba ni los rurales entran...siempre buscaba a Antonio porque era donde se lucia y de el que mas recuerdos en las manos, espalda y piernas se llevaba a casa, entre los amigos el chato siempre decia que Antonio era el mas dificil para torear y el que mas fuerte pegaba, con ese chirrion delgadito y corto que mas de uno recuerda y guarda en la piel cicatriz de los pajuelazos.

                                              EL BARRABAS

Siempre sonriente y bromeando con todos los demas que estaban esperando su turno para ser pintados por Genaro Gonzalez (el chino), chapaniz , nito y chemiz las personas que siguen luchando por que nuestra tradicion no se acabe. Porque hay algunas personas que quieren boicotear como sucede desde hace un buen tiempo.El dia mas especial para muchos, es el dia de los barrabases y para Antonio tambien lo era, porque habia que tirar chirrionazos a diestra y siniestra porque afuera ya estaban impacientes los toreadores y toda la gente espectante por saber quienes y cuantos serian los barrabases y cueros de cochino, mientras afuera de la presidencia  en la plaza los cueros de cochino trataban de dar un anticipo de lo que se avecinaba en cualquier momento. ya los toreadores estaban con sus chamarras bien almidonadas tanto como los pantalones de mezclilla y los gorros de zoyate remojando en las llaves de agua o en las fuentes de la plaza para esperar los barrabases.

Como a las doce de el dia, los cuernos se escuchaban  de una forma diferente como anunciando lo duro que seria la batalla entre barrabas y los toreadores, de el salon de actos empiezan a salir cubiertos con cobijas ocultandolos como si ellos fueran profugos que en ese momento dejaran libres  para enfrentarse a los toreadores y la gente se comienza a arremolinar  para tratar de adivinar quienes eran todos los judios los esperan jubilosos, brincando y gozando el momento de la liberacion, los barrabases se rebuelcan en una alfombra verde de jarales que los judios cortaron unos minutos antes de su salida. De el suelo se levanta una figura de un hombre que en ese momento se ve imponente pintado de pies a cabeza con colores llamativos y un calzon de manta blanco, Los ojos rojos semejaban dos brasas candentes  y su forma de caminar y correr renqueando  como burlandose de todos los toreadores que le gritaban ansiosos.!!Ahi estaba!!  un barrabas de los mas feroces con un letrero en su cuerpo que dice !!OREGANEROS!!   empieza la batalla primero con los jarales que  agarraba de el suelo, empezaban a volar los sombreros de cartulina que los judios  portaban,  y los toreadores haciendo llamamientos para que a ellos tambien les pegara. Se empiezan a repartir las naranjas a todos los barrabases y empiesan a tirar a los que estan  frente de ellos, Y antonio empesaba a tirar, hacia el amague y los toreadores se hacian bolita tapandose con el gorro de zoyate para protejerse de el naranjaso y lo hacian pero por unos segundos porque por la espalda sentian el golpe duro y la chamarra mojada de la naranja que quedaba estampada. Y asi era toda la calle de abajo asta llegar a la bascula o los lavaderos junto de la unidad deportiva. Y asi era la vida de Antonio en la semana santa  pero este gusto era Heredado ya que su padre Leonardo Ibarra era de los que siempre estaban ayudando a que la judea se realizara mucho antes de que el empesara. Pintando a los judios y barrabas y haciendo los pitos de carrizo, cuernos y colaborando siempre en pro de la judea. Su hermano mayor Abelardo tambien le gustaba  pero el era toreador y antonio de barrabas y cuero de cochino.

La causa de su muerte no se sabe porque no encontraron nada anormal solo se  que estubo cerca de 2 meses mal y luchando por sobrevivir. Con el mismo impetu que hacia su preparacion para la judea, No lo vi, solo me imagino el sufrimiento de sus familiares y especialmente de sus hijos y lo recordamos como siempre estoy casi  seguro de que siempre esta en cada una de las judeas, en la memoria de quienes lo conocieron y los toreadores.


 Los OREGANEROS  perdieron a un gran amigo y a (EL BARRABAS DE LOS OREGANEROS)


www.huejuquilla.com



                                             PROFESORA FERNANDITA GARCIA CARRILLO

AUTOR: Judith Rimoldi
                                                                                                                   

Pero, ¿cómo van a poder ustedes, pobres maestros, sin fuerzas, sin recursos, emprender la cruzada de la redención moral de todo un pueblo?

 Yo sólo sé que el milagro del espíritu no reconoce límites. Yo sé que si ustedes fuesen de pueblo en pueblo juntando gente para la obra del bien, el pueblo respondería, y les daría poder y los haría invencibles." José Vasconcelos.

Así lo dijo José Vasconcelos en una celebración de Día del Maestro, él sabía que los maestros son gente de bien, ellos son los garantes de la educación del futuro de los pueblos, los niños.

En Huejuquilla El Alto Jal, el pasado 29 de mayo de 2002, registró de manera formal los empeños de una de sus maestras, la profesora Fernandita García Carrillo, quien este año cumple 40 años de servicio.

En las instalaciones de las escuelas oficiales  estuvieron niños de los centros escolares del municipio, bailaron muy "asentadito", bien ensayados e igual que sus maestros, dijeron recitaciones y todos estrenaron traje; al evento  asistió
la comunidad escolar  y el Gobierno municipal.

Trasladarse los altos mandos de la capital jalisciense a Huejuquilla no es tan fácil como   desplazarse a otro de los municipios en donde la comunicación y  actividades económicas, políticas y educativas son  más lucidoras. Pero
Huejuquilla es un gran pueblo, es un municipio impetuoso, es un espacio de México en donde todo ha costado a los lugareños; los servicios públicos, políticos educativos y económicos los han pagado con creces y en otro tiempo los ganaron en combate con sangre, por eso y por mucho más  es y será siempre Huejuquilla el Alto.

Presentes en la fiesta de la educación, demostrando con ello la unidad imperante a lo largo de la historia de la Zona Norte, los profesores, los que trabajan todos los días frente a grupo, los supervisores de la Región Norte; ahí llegaron  las profesoras de Colotlán: Clementina de León Sánchez, Yola Márquez y Estercita Vázquez; Lupita Casas, de Villa Guerrero; el profesor Anzurio, profesor Moxia, y la jefa de sector,  maestra Eva Vázquez; los profesores José Navarro, el profesor Carrera, el inspector  David, la profesora Cuca Robles, de Mezquitic; bien porque  fueron los que siempre han ido, los norteños de Jalisco.


Y qué bueno que todavía cumplimos años, qué bueno que la señorita inspectora, la maestra Fer cumple 40 años de trabajar con niños, 40 años de escuchar risas, llantos, quejas, separar  y arreglar litigios, recibir besos con salivita de
niños de primero, que corren y se esconden detrás de la dirección y asoman su carita para descubrirse ante la "seño Fer".

Empezando el año y empezando bien, un mes de enero, taconeando la salida de la primera medianía del Siglo XX,  Fernandita García Carrillo llegó a la familia de don Nacho García Gallegos  y doña Clarita Carrillo Cruz;  ese día, una
niña tocó la puerta, y le abrieron los afectos de un hogar que le habría de dar la formación, los valores y la oportunidad de "ser ella", Fernandita, como cariñosamente la llamaban su papá y  su mamá, no fue una niña ni una
señorita dócil,  tuvo "defectos", si es que se les debe llamar defectos a las inconformidades y rebeldías propias de los niños, y es que los defectos que adquirió de niña vinieron  luego a transformarse en virtudes y cualidades.

Fernandita entró a la escuela cuando tenía seis años; ahí, en el Colegio, Anastacio Díaz López, de Huejuquilla el Alto, estudio la primaria, después se fue a Zacatecas, en donde continúo sus estudios. No sé si sería la benevolencia de
los abuelos o los cariños de su papá los que la hicieron regresar a Huejuquilla, en donde estuvo un tiempo estudiando en la academia de la madre Anita.

Después de esto, Fernandita tuvo oportunidad de empezar a dar clases en la escuela de niñas en donde estuvieron también las señoritas Cuca Rentería, Lola Jaime, Beatriz Luna, Chofi Puente, Loncho Jaime, y luego en la de niños ahí
con las señoritas, Cuca Rentería, Socorro y Elena y Socorro de la Puente, Sofía Medina, Amparito González,  todas entusiastas, alegres y con mocedad para atender a 50 y hasta 80 o  más de 100.

En la escuela de niños, frente a la parroquia de San Diego de Alcalá, sentados en un mesabanco, los que llegaban temprano, en el grupo de primero podían caber hasta cuatro, así con su bracitos juntos, apretaditos, limpios y oliendo
a jabón lila o a lechuguilla, y cuando había que, hacer la plana, bolitas y rayitas o escribir "Ese oso se asea", parece que la maestra Fernandita dijera a su pelotón: "pecho a tierra" y todos "pecho a tierra", para poder hacer "la plana",
apoyándose en los codos, con las piernas levantadas y ligeramente cruzadas.

El resto de los grupos amontonados, en algo que parecía, por sus condiciones, todo, menos una escuela, salvo por la presencia de los chiquitos y de sus entusiastas maestras.

Los grupos,  divididos cada uno por un pizarrón negro con patas sombrías y bailonas, el vocerío era uno solo y con perfecta sinfonía: a, b, c, ch, d, e, f, g...
a, e, i, o u  y también dos por uno, dos;  dos, por dos cuatro; dos por tres, seis.


Pero la maestra Fer no permanecería ahí, porque el libro de su vida estaba escrito, el deleite de la profesora por conversar con los niños a través de la instrucción y de la enseñanza la llevaron a lograr un título de profesora, un título escrito en papel porque en la práctica ella ya era una extraordinaria maestra. Antes,  estudiar una carrera no era tan sencillo como ahora; para estudiar "de maestra" había que ir a Colotlán o a Guadalajara en vacaciones y fines de semana;  y es que uno de sus delirios elegidos eran los niños, enseñarlos a leer, a escribir a hacer cuentas; la educación de los niños  es la devoción perfecta de la maestra Fernandita en donde ha derramado sus  complacencias.

Desde esa fecha, en los años 60  parece que no ha pasado el tiempo, el recuerdo y la experiencia permanecen, y así, muy de prisa, como el agua de las manos, se han escurrido generaciones de niños formados bajo la dirección de la
seño Fer.

Cuando ella toma posesión de la educación e instrucción  de los niños de la escuela urbana # 59, la  hace suya, porque la maestra Fernandita siempre dice: mi escuela y mis niños y también mis maestros; la señorita directora daba
clase a los de sexto: Matemáticas, español, historia y una de sus consentidas, la geografía.

Ahí en ese salón frente a la iglesia, con el atrio del templo y la plaza principal como patios de recreo, habían  de pasar miles de alumnos que dejaron una marca que no se borra: Antonio Santoyo y Luis González; Ernesto, Carlos y Quique de la Puente; Lupito Rimoldi, Antonio Vera, Enrique, Ricardo y Edelmiro Murillo; Adán, Roldán y Orlando Lamas; Chava Falcón, Toño, Rodrigo Madera y tantos otros que permanecen en el registro de buenas voluntades para la maestra.

La obra pública educativa no es ajena para ella, levanta murallas para Huejuquilla, murallas educativas, de valores y
físicas que han quedado en valiosas construcciones, como lo fue el antiguo salón de actos y  el edificio en donde
ahora nos encontramos, la escuela oficial para niños y niñas ; ahí las maestras, los padres de familia y el Presidente
Municipal, don Cheo, como afectuosamente lo llamaba la señorita Ferh lograron esta obra para los niños de Huejuquilla, que todo lo merecen por ser niños, por ser de Huejuquilla y por tener maestras como las que siempre han tenido.

Las maestras, entonces, me imagino, igual que ahora, eran siempre las mejor atendidas y bien apreciadas por los gobiernos del municipio; organizadoras de fiestas, bailes, kermeses y cenas para la construcción de la escuela.
Recuerdo con mucho cariño cuando en una ocasión se solicitó al presidente municipal, Jesús María Ocampo Jaime un préstamo, para alguna necesidad de la escuela, el señor presidente acude con el tesorero, don Manuel Madera
-señor de todos mis aprecios- y le dice: ¿Don Manuel... tendremos dinero para hacer un préstamo? ¿Para quién?,
-dice don Manuel. Para las maestras, contesta el presidente, a lo que él con gesto de preocupación, contestó: ¡mmm, las maestras no pagan! Y bueno, si bien era cierto que las maestras no pagaban, esto obedecía a que la necesidad
de la escuela era considerable, los recursos pocos y había que, en ocasiones, aportar del salario de los maestros para terminar un salón o emprender una campaña de aseo, barriendo el arroyo con el pelotón de niños,  sucios, igual
que sus maestras, pero todos empeñados en hacer de Huejuquilla un lugar digno, hermoso y orgulloso, como siempre ha sido.

La maestra Ferh registra en el desempeño de sus alumnos constancias de un pasado próspero en donde la instrucción y educación impartidas por los maestros se derrocharon en un lugar como el nuestro, en donde no era tan
fácil el aprendizaje de los niños.

Ahora se supone que los niños tienen oportunidad de lograr una educación de mayor calidad, pero también, ahora los niños tienen  acceso a actividades que ya repercuten fuerte en su salud, la presencia de las drogas es algo que duele
y lastima a sus familias y a sus maestros, he visto con lagrimas en los ojos a muchos de ellos por la preocupación e impotencia de no poder evitar vicios de consecuencias inimaginables, qué bueno sería emprender una cruzada con
las seño Fer y sus maestros para combatir todo lo que les hace daño a los niños  y todos sabemos que es: las adicciones.

En estas líneas doy gracias a la maestra Fer por rodear su actividad de radiantes felicidades para los niños, por alentar a los chiquitos  de Huejuquilla a una vida superior; conocerla para apreciar la fecundidad de la obra de 40
años de servicio. Viajar por la historia de Huejuquilla, es encontrar la serenidad del deber cumplido, es aprender el aprecio por la vida.

Gracias a don Nacho, señora Clarita, Ricardo, Pepa, Nacho, Rosalina, licenciado Jesús María por compartir los afectos de la seño Ferh.

Grande y amplio el agradecimiento  para la seño Ferh, gracias porque me enseñó a ser maestra, con ella aprendí a querer mucho más de lo que se imaginan a Huejuquilla, sus niños, calles,  costumbres; gracias maestra por haberme permitido estar con ustedes en este día tan emotivo, tan lleno de amor, de agradecimiento  y de  buenas voluntades.

Gracias por las distinciones que siempre tuvo para mis alumnos, gracias por quererlos tanto, muchas gracias seño  Ferh por estar  con nosotros.



Texto publicado en el periódico El Informador de Guadalajara el 14 de julio de 2002.
                                         

Website Builder